Papalote Museo del Niño - Iztapalapa

Un museo para niños en esencia debe de ser un espacio que fomente la mente infantil y produzca una sensación de descubrimiento mediante el juego. Es por eso que se plantea el concepto de Laberinto de Creta como partida de el Museo de Niño - Iztapalapa. El laberinto de creta se caracteriza por ser un elemento lúdico que despierta la curiosidad y el reto de recorrerlo, siempre con el centro como punto departida, que en este proyecto funge como el vestíbulo central en donde los grupos de niños se reunirán para emprender el viaje y al terminarlo.El recorrido a través de las salas se da de manera fluida, entrando y saliendo, difuminando el exterior con el interior. Esto permite recorrer el museo siempre de manera distinta, creando una experiencia diferente en cada visita.