Consultorio de Nutrición

Este proyecto se hizo dentro de la casa de una amiga cuya profesión es Nutrióloga. Ella cuenta con un espacio de solo 8.98m2, que sera ampliado a 23m2. Con un programa arquitectónico que consiste en Sala de Consulta, Sala de Espera y Baño se trató de aprovechar hasta el último centímetro cuadrado con el que se cuenta. Al estar anexado a la parte norte de una casa, la luz nunca es directa en el consultorio por lo que el diseño pretende abrir espacios de la mejor manera para que cada área cuente con luz natural. El elemento medular del proyecto es el diseño de un librero que remite los gustos artísticos del cliente.Otro detalle que se aportó en el proyecto fue el diseño del logotipo del consultorio, una abstracción de un manzano, un árbol del que brota uno de los símbolos de una dieta ligera, la manzana. Esto a su vez se vuelve más obvio al colocar en un muro de la sala de consulta la imagen de las 3 variedades de color del fruto para dar vida hacia el interior del  proyecto.El proyecto utiliza sistemas constructivos ligeros con alto contenido reciclado y altamente reciclable por lo que el diseño y la obra pretenden ser amables con el medio ambiente y mantener un bajo consumo energético, tratando de generar un consultorio con sistemas pasivos y un diseño integrado a la casa actual.